Black Friday y la era de la regulación offshore

By Ucatchers

El 14 de abril de 2011, el mundo de los juegos de azar en línea cambió. El Departamento de Justicia (DOJ) y el FBI emitieron acusaciones totalmente inesperadas contra los tres sitios web de póquer más importantes del mundo que operaban (de alguna manera) en los Estados Unidos.

Desde entonces, las repercusiones de los ataques del gobierno de EE. UU. Al mundo de los juegos de azar en línea aún se sienten y han afectado profundamente el funcionamiento de la industria de las apuestas deportivas en línea.

Si tiene curiosidad sobre el fascinante caso contra el mundo del póquer en línea, sus consecuencias y el impacto que tuvo en las casas de apuestas en línea, ¡siga leyendo!

¿Qué sucedió el 14 de abril (también conocido como Black Friday)?

El Black Friday se conoce oficialmente como Estados Unidos v. Scheinberg, 10 Cr. 336 (2011), un caso federal que acusó a los fundadores de los sitios de póquer PokerStars, Full Tilt y Cereus por una amplia variedad de cargos, que incluyen lavado de dinero y violaciones de las leyes federales de juego.

Preet Bharara, Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York, inicialmente presentó el caso contra los tres sitios por sus violaciones de la ley del estado de Nueva York. Sin embargo, el caso finalmente fue entregado al Departamento de Justicia, después de que el gobierno determinara que los cargos se aplicarían a nivel federal.

El aspecto específico del caso que lo trasladó a un caso federal fue cuando el Departamento de Justicia determinó que los sitios habían violado la Ley de Aplicación de las Apuestas Ilegales en Internet (UIEGA). UIEGA, ratificada en 2005, prohíbe expresamente que los sitios de juegos de azar en línea acepten dinero para apuestas y apuestas a través de Internet. Como recordará, fue un punto de contacto importante en la historia legal de las apuestas deportivas.

¿Bajo qué leyes se cobraron estos sitios?

Las disposiciones específicas que el DOJ acusó de violar a los fundadores fueron el fraude, el lavado de dinero y el manejo y procesamiento ilegal de apuestas. Gran parte del caso se centró en los procesadores de pago particulares que utilizaban los sitios.

¿Qué significa “procesadores de pago”?

Los fiscales federales también se centraron en los bancos con sede en EE. UU. Que utilizaban los directores de estos sitios de póquer. Por ejemplo, buscaron obtener una condena para John Campos, un ejecutivo de alto rango de SunTrust, un pequeño banco con sede en Utah.

Los cargos alegaban que Campos había procesado ilegalmente millones de dólares en pagos ilegales de póquer en línea, disfrazándolos a propósito para evitar ser detectados. Como parte del plan, los sitios de póquer invertirían fraudulentamente en SunTrust y el banco enviaría los pagos a los jugadores mediante transacciones mal codificadas.

¿Qué pasó después?

Después de que se mantuvieran los cargos, se incautaron 76 cuentas bancarias en más de 14 países pertenecientes a los tres sitios web. Esto significó que los apostantes en los tres sitios web tenían restringido temporalmente el retiro de fondos. Finalmente, se llegó a un acuerdo con el gobierno de EE. UU. Y los apostantes pudieron recuperar los fondos que aún estaban aparcados en los tres principales sitios de póquer.

El gobierno acusó a los sitios de no tener fondos suficientes para pagar a los clientes y alegó que los fondos de los clientes se utilizaron para pagar a los miembros de la junta y otros accionistas antes que los apostadores.

Tanto Brent Beckley (el director de Absolute Poker) como Chad Elie (involucrado en un procesador de pagos de terceros no identificado) fueron enviados a prisión por 14 meses y 5 meses, respectivamente.

Además, el director de Full Tilt Poker, Ray Bitar, regresó a los Estados Unidos en 2013 para enfrentar cargos y cumplir una sentencia de prisión. También se vio obligado a entregar millones de dólares en activos, incluidas varias propiedades residenciales y efectivo (como castigo por eludir la ley federal).

¿Quieres ver nuestras reseñas? Entonces le aquí las mejores opiniones y reseñas de las 👉 casas de apuestas.

Full Tilt se encarga de ejecutar un esquema Ponzi

Como recordará, no es tan raro que los sitios fraudulentos de apuestas en línea se ejecuten como esquemas Ponzi. De hecho, en realidad es una de las principales razones por las que los sitios de apuestas quebran, y las autoridades federales dictaminaron que Full Tilt operaba como una forma de esquema Ponzi.

Si Full Tilt no hubiera sido arrestado y obligado a reformarse por el gobierno de los EE. UU., Es probable que hubieran tenido que lidiar con la insolvencia en algún momento. Los esquemas Ponzi no pueden permanecer a flote para siempre.

PokerStars adquirió Full Tilt después del Black Friday y finalmente pagó a los apostantes los fondos que se les debía.

¿Qué pasó con los sitios de póquer en línea?

Inmediatamente después de las acusaciones, el Departamento de Justicia confiscó las direcciones de Internet .com de los tres sitios de póquer y las reemplazó con un aviso de eliminación. Sin embargo, a los tres sitios finalmente se les permitió recuperar sus dominios después de que se comprometieran a no atender a clientes de EE. UU.

A estos sitios se les permitió reclamar sus nombres de dominio después de acordar el cese de todas las campañas publicitarias norteamericanas, incluida la cancelación de varios programas de televisión con temas de póquer que estaban patrocinando.

Entre ellos se encontraba Poker After Dark de NBC, que había sido patrocinado por Full Tilt Poker. El programa estuvo sujeto a altas calificaciones y una gran cantidad de elogios de la crítica hasta que se desconectó después de abril de 2011.

¿Hubo una razón por la que estos sitios específicos fueron dirigidos?

Es difícil decir exactamente cuándo y por qué se atacaron estos sitios de póquer. Es probable que los fiscales estadounidenses hayan estado observando estos sitios de póquer durante mucho tiempo antes del enjuiciamiento. Puede que haya sido el hecho de que los estadounidenses tenían una actitud más desfavorable hacia las apuestas en línea en ese momento. Lo más probable es que fueran las campañas publicitarias masivas que aparecían en programas de televisión, anuncios en horario estelar y comerciales del Super Bowl.

Se estima que, cuando se presentaron los cargos contra estos tres gigantes del póquer, estaban gastando más de $ 200 millones en marketing y publicidad. Estas empresas comprendían un enorme 95% del mercado de póquer en línea en los Estados Unidos. Además, entre el 25% y el 40% de los ingresos totales de los sitios web procedían únicamente de clientes estadounidenses. Esto definitivamente despertó el interés de las autoridades y, en última instancia, las condujo a su caída.

Las casas de apuestas online llenan el vacío que deja la desconfianza en los sitios de póquer

No es una coincidencia que las casas de apuestas en línea comenzaran a ver un aumento significativo en los negocios alrededor de 2011. No solo los jugadores de póquer comenzaron a recurrir a las apuestas deportivas en lugar del póquer en línea, sino que muchas casas de apuestas en línea prominentes comenzaron a invertir más en sus secciones de casino, que eran deficientes. desarrollado hasta este momento. Después del Black Friday, se convirtió en un estándar de la industria para las casas de apuestas deportivas incorporar el póquer y otros juegos de azar en sus plataformas de apuestas.

Las casas de apuestas aumentaron su alcance y lo que podían ofrecer a su base de clientes. Poco a poco, comenzaron a posicionarse en el mercado de las apuestas en línea como operaciones multifacéticas que podían servir tanto a los jugadores de póquer como a los apostadores deportivos, ofreciendo más que solo líneas fijas y probabilidades.

Efectos duraderos: sitios de apuestas offshore seguros y con licencia

Estos tres gigantes del póquer se quemaron porque utilizaban bancos y procesadores de pagos con sede en EE. UU. Y, al hacerlo, se exponían al riesgo de ser procesados. Ya sean casas de apuestas deportivas o sitios de póquer, la mayor lección aprendida del Black Friday fue basar las operaciones y obtener licencias en el extranjero.

En Estados Unidos, las apuestas deportivas ahora son legales a nivel federal, pero las casas de apuestas en línea siguen estando sujetas a regulaciones que varían de un estado a otro.

Apueste de forma segura

Los sitios de apuestas en los EE. UU. Que recomendamos que use, ya sea para el póquer o para las apuestas deportivas, son todos legales de usar dentro de los límites de los Estados Unidos. Una licencia segura significa que no corren el mismo riesgo que los Tres Grandes en 2011.

SITIOS QUE ACONSEJAMOS AL 100%

Casino/Marcador Opinion Bono Reseña Visita
Recibe un bonus del 100% hasta 100€ Reseña Visita
Bono del 100% hasta 300€ del primer deposito Reseña Visita
Recibe un bono del 100% de hasta 100€ Reseña Visita

Deja tu Opinión